BARCELONA      El Palau de la Música Catalana
Fue proyectado por el arquitecto
barcelonés

Lluís Dománech i Montaner

uno de los máximos representantes
del
Modernismo Catalán.

La construcción se llevó a
cabo entre los años
1905 y 1908,
con soluciones muy avanzadas:

La aplicación de grandes muros
de cristal y la integración de
todas las artes:

Escultura, mosaicos, vitrales y forja.
La fachada,
en la esquina, tiene un grupo escultórico:
La Canción Popular Catalana
a manera de proa, del artista Miquel Blay,

en la que están representados un San Jordi,
debajo una figura femenina en el centro
como un gran mascarón de proa, rodeada de
un grupo de personajes que representan el
marinero, los campesinos, el anciano , los
niños, la clase alta de la sociedad,

simbolo de que el Palau de la música
catalana era para todo el pueblo.

Tuvo lugar su inauguración el día

8 de setiembre de 1909   (Hace 100 años)
Acceso principal, puerta giratoria
y taquillas en las columnas.
En la boca del escenario, de
once metros de anchura, se
encuentra el grupo escultórico de
Diego Massana,

que representa en la parte
derecha el busto de Beethoven
(ver foto abajo)
debajo de la cabalgata de las
Valquirias  de Wagner
Un verdadero privilegio asistir a un concierto en el Palau de la Musica Catalana
Fotografias: Adolfo Pardo