REGÁLATE UN MOMENTO PARA VIVIR !

Como siempre el despertador suena a las 6 de la mañana, lo apagas
automáticamente, estiras tu cuerpo y entras en la ducha para terminar de
despertarte. Rápidamente te secas, te vistes y comes algo apresuradamente
antes de salir de la casa con un breve: "Nos vemos en la noche" a tu esposa
todavía adormilada.

El mismo tráfico todas las mañanas, el locutor de siempre en la radio, por fin
llegas al trabajo donde pasarás tus próximas 8 horas (con suerte). Al mediodía
un breve receso de 1 hora que no es suficiente para ir a tu casa, pero sobra
para comer algo rápido en el buffet de la empresa y luego estar 35 minutos
tratando de digerir esa aburrida comida mientras sigues escuchando a tus
colegas hablar del trabajo.

Como siempre justo 15 minutos antes de la hora de salida llega tu jefe con un
encargo importante que no puede esperar hasta mañana, típico, recién podrás
salir a las 6 (con mucha suerte). Llegas a tu casa cansado, fastidiado y con
mucha hambre. Mientras cenas le cuentas brevemente a tu esposa cómo te
fue, al terminar te retiras a ver televisión y a las 9 y 30 ya no aguantas más
y te acuestas a dormir.

Así son todos los días, uno tras otro, siempre esperando que llegue el fin de
semana para poder descansar y divertirte con tus amigos, el problema es que
cuando llega el sábado y el domingo estás tan cansado que pasas todo el día
recostado en el sillón viendo latelevisión. Siempre lo mismo, estás acostumbrado,
te parece normal, pero ¿Sabes qué necesitas...? Vivir!

¿Desde cuándo no te despiertas antes del amanecer para ver la salida del sol
con una taza de café humeante en la mano? Cuál fue la última vez que decidiste
llegar un poco más tarde al trabajo porque preferiste hacer el amor con tu
esposa en la mañana? ¿Y aquel mueble de madera que querías construir para
guardar tus herramientas? Lo sigues posponiendo. ¿El viaje que siempre sueñas
con hacer en motocicleta? No, no puedes hacerlo, no tienes tiempo para esas
tonterías. ¿Tonterías?  No, justamente eso es VIVIR.

La vida puede ser tan aburrida y monótona como tú lo permitas, o puede ser
divertida y maravillosa si tú lo decides. Es cuestión de fijarse prioridades, el
trabajo es importante, las responsabilidades son fundamentales, pero tu salud
fisica, mental y espiritual lo es mucho más. No le des todas tus fuerzas al lado
serio de la vida, date tiempo para disfrutar, para compartir, para descubrir
cosas nuevas, para asombrarte de pequeñeces, para incluso enloquecer un
poco, en fin para ser feliz.

Puede empezar por hacer una lista con todas aquellas cosas que nunca has
hecho y siempre quisiste hacer, con todos los amigos que has dejado de ver,
con las playas y lugares que nos has visitado, con los proyectos que has
pospuesto, y pon siempre en primer lugar de la lista:

Buscar el tiempo para hacer todo esto, disfrutarlo y no sentirme culpable.

No te estoy proponiendo que dejes el trabajo, tu casa, tu familia
y te conviertas en un loco nómada "disfruta la vida", no, eso tampoco
es lo mejor. Te estoy sugiriendo que cambies un poco tu modo de ver la vida, que
se puede combinar la realidad con los sueños, el trabajo con la diversión, la
seriedad con la alegría.  Seguramente estarás pensando que eso es muy fácil
decirlo para mí, que estoy sentada tras una computadora, pero que para ti es
distinto porque tu trabajo no te lo permite. Pero detente un momento a pensar,
¿No te lo permite el trabajo o no te lo permites tú?.

Te voy a dar un ejemplo, levántate un poquito más temprano cada mañana
y así tendrás tiempo para disfrutar de un sano y agradable desayuno con tu
esposa, y está de más decirte que tendrás más ánimo y energía para ir luego a
trabajar. O... inscríbete en un curso sabatino para aprender a jugar golf...
o planea una excursión a la montaña el domingo... o regresa un día del trabajo,
busca a tu esposa y llévala al teatro... o tantas otras cosas que puedes hacer.

Créeme, te va a gustar, te sentirás mejor, el trabajo no será tan pesado y además
lucirás más joven y fuerte en poco tiempo. ¿Necesitas más razones para hacerlo?

No lo creo, ahora sólo debes pasar un switch para empezar a Vivir! Si terminas
de trabajar a las 5 y media de la tarde, cuando salgas de la oficina pasa tu
switch y olvídate del trabajo hasta el día siguiente, ahora es tu turno. ¿Es viernes?
pasa el switch hasta el próximo lunes y dedícate a disfrutar. Créeme, cuando dejes
el trabajo en el trabajo, habrás conseguido la parte más difícil, luego, por favor !  
Regálate un momento para Vivir!.

Kristin Pardo