LA MAQUINA DE ESCRIBIR
Un recuerdo de Adolfo Pardo
Las ventajas de las máquinas de escribir con respecto a la escritura manual eran: 

La facilidad de la lectura de los escritos. 
Rapidez y economía. 
Evitaba el cansancio de los escribientes. 
Se deterioraba menos la visión. 
Producía menos torceduras de la columna vertebral. 
Se podía utilizar en viajes. 
Fue aceptada rápidamente por periodistas, escritores y hombres de negocios. 
Aceleró el despacho de la correspondencia. 
Permitió la realización de copias (hasta quintuplicados). 
Se podía guardar en archivo el duplicado.
    

El conde León Tolstoi fue el primer escritor que utilizó esta nueva invención: la máquina de escribir, en 1885.
Además permitió que su hija aprendiese el manejo, y con el tiempo, le dictó sus obras y su correspondencia, por lo que la
hija de Tolstoi se convirtió en
la primera dactilógrafa de Europa.
   
Los
Remington no encontraron el mercado y las ganancias que esperaban, y en 1886 se vieron obligados a vender su fábrica
de máquinas de escribir. Pero poco tiempo después vino el auge y en 1895 ya se estaba imponiendo totalmente.
Sholes recibió muchos ofrecimientos para modificar su invento, o propuestas de compras, y al final aceptó los
doce mil dólares
que le ofrecieron por su invención.
Queridos nietos:

En el siglo 19 (de 1800 a 1900) ya había aumentado mucho el trabajo en las oficinas. Todos los documentos eran
realizados
a mano, por lo tanto, escribir cartas iguales para varios destinatarios, era tarea lenta y muy fastidiosa y tomaba
muchísimo tiempo al escribiente.
Hacía falta algo más, para seguir creciendo en el mundo de los negocios.

Hubo unos 50 inventores que trataban de lograr, en distintos lugares del mundo, durante los siglos 18  y  19,
alguna forma de escritura
mecánica, pero todos los ensayos fracasaron.

En el año 1874 se introdujo en el trabajo de oficinas, la máquina de escribir
Remington con el llamado teclado QWERTY , que fue
diseñado por el señor Lathan Scholes en 1873.
(Mira en el teclado de tu computadora las 5 letras a la
derecha de la "Q").
Se logró realizar unos treinta diferentes ejemplares, pero siempre fallaba la parte mecánica.

Estos problemas fueron solucionados por la fábrica
Remington (al adquirir los derechos), Tenía distanciadas entre sí las letras
más usadas en el idioma inglés para evitar los atascos del dactilógrafo. El retorno del carro hacía subir el papel hasta la siguiente línea
y avisaba con una campanita que sonaba cada vez que se cambiaba de línea. Además las teclas hacían mucho ruido al golpear el papel.

Fue en
1876 en que el industrial Philo Remington comenzó a vender las máquinas de escribir con su nombre, después de haber
comprado la patente de las máquinas de Scholes, Glidden y Soule, y haberlas adaptado, logrando un menor tamaño y más sencillo manejo.

Las máquinas fueron mejorando durante el siglo 20, hasta la electrónica con memoria artificial, (como la Panasonic al final de esta página).
La aparición de la fotocopiadora, el grabador, el fax, la computadora, fueron simplificando y acelerando cada vez más este tipo de tareas.

La máquina de escribir, a partir de 1874 se produjo industrialmente, y su fácil manejo permitió la entrada de la mujer al trabajo de oficina.
En el mundo moderno logró ser un factor liberador de la mujer de clase media, haciendo que obtuviera cierta independencia
familiar y económica. Ofreció una buena fuente de recursos y a la vez contribuyó más  a la independencia personal que las campañas
de igualdad de derechos sociales.

Aunque llevó algo de tiempo, casi en los comienzos del siglo 20, se vieron las oficinas pobladas de empleadas mujeres. Las oficinas eran
bulliciosas, se oía el ruido de varias máquinas funcionando al mismo tiempo y de las campanitas cambiando de una línea a la otra.
Hubo hasta un compositor que escribió una melodía en la que se oye:  TAC TAC TIC TAC TAC TIC TAC TAC, 
CLING...

Constituyó uno de los instrumentos más útiles e indispensables en la oficina moderna del siglo 20,
hasta la última década (apenas desde 1990 hasta el año 2000) en que fue
totalmente desplazada por la computadora.
Esta es una de las primeras máquinas de escribir, ya no
era tan pesada, complicada y grande como las más
antiguas, pero seguía siendo grande. Mira que las mayúsculas y las minúsculas iban en teclas
diferentes.
Luego se inventaron máquinas que tenían la mayúscula y la minúscula en la misma tecla. Exactamente con el mismo principio que los teclados de computadora como el tuyo.

Mira acá arriba una de esas, marca ROYAL, porque
comenzaron a aparecer muchas marcas aparte de la REMINGTON, Alda, Underwood, Olivetti... etc etc.
Yo recuerdo bien las primeras máquinas eléctricas, eran muy
parecidas a las manuales pero no había que hacer tanta presión
en las teclas, por lo demás se parecían mucho...
pero tenían tres diferencias
espectaculares:

El carro ya no corría, el papel estaba fijo.
Además, no todas las letras tenían el mismo ancho, la "M" era más
ancha que la "I", por ejemplo.   Los textos se podían justificar.
La cinta era plástica, sólo negra y de sólo un uso y las letras salían
nítidas. Todas las máquina que yo conocí eran azules... como la foto !
Mira, te conseguí un par de avisos publicados en el periódico
en 1955... cuando aparecieron las primeras portátiles...

Venían en un estuche con un asa y se podían llevar de
un lado al otro...  pero no te olvides el sistema era el
mismito... teclas que había que golpear, un carro que
corría con el papel y con las copias, una campanita
que hacía
CLING al terminar cada línea...
Esta acá arriba era de las mejorcitas, no era portatil  pero casi... liviana, bella y con algo
muy muy importante: La cinta tenía dos colores, negro arriba y rojo abajo y podías
escribir algunas palabras en
ROJO
Después, creo que fue la misma IBM que sacó la Máquina de Bolita... ya no tenía  teclas, era una bolita, como la de la foto, que giraba para escribir cada letra. Con una moneda se
podía cambiar la bolita para hacer la letra más grande
o de diferente tipo... una maravilla.
Luego salieron las máquinas electrónicas con memoria: Podías guardar un texto e imprimirlo tantas veces como quisieras...

No escribía letra por  letra sino
línea por línea...
escribías toda una línea,
la máquina hacía un ruidito y de corrido escribía toda la linea. 

La línea que escribías
aparecía en una
pantallita, tu podías leerla y si te parecía bien le permitías imprimirla...
cero errores !
Nosotros nos compramos una Panasonic hace más o menos doce años... era una maravilla.

Ya no la usamos... ahora usamos
la computadora como tú, pero
guardamos la máquina, nuevecita y
funcionando.

En las fotos está la Oma Uti escribiendo con la máquina
en las rodillas...
es que, además, no pesa nada !
Á É Í Ó Ú á é í ó ú
Queridos nietos, este es un recuerdo más de los tantos que uno tiene a los 68 años... no me sorprendería saber
que un niño o niña de 10 años, hoy en 2008, NUNCA ha visto siquiera, una Máquina de Escribir... manejan dormidos una
computadora y un celular, un I-Pod y un WII, para no mencionar un Nintendo o un DS, bajan tonos y música de Internet...
                                 pero NUNCA han usado y ni siquiera visto una máquina de escribir...  así pasan las cosas delante de mí.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 Opa Adolfo
IR AL INDICE DE LOS RECUERDOS
Mi muy buen amigo de colegio, Leopoldo de Trazegnies vive en Sevilla-España y es el dueño de la
máquina
Remington de la derecha. El me escribe una carta y me cuenta lo siguiente:

""
Te mando una foto de una máquina mía, me la compré en el mercado de antigüedades de Sevilla. Se trata nada menos que de una "blind machine",  (maquina ciega) una de las primeras, fabricada en 1893. Es una máquina "ciega" porque el usuario no puede ver lo que escribe, si te fijas, el rodillo está arriba y la hoja de papel pasa por debajo. Para ver lo que escribes hay que levantar el rodillo y ponerte de pié.

La campanilla del retorno de carro ¡sigue sonando! pero desgraciadamente la mayoría de las teclas ya no se
mueven. El juego de teclas va en una canastilla redonda para que se atascaran lo menos posible.

Los teclados QUERTY y ASERTY, donde las letras que más se utilizan en inglés van separadas, se diseñaron
para hacer más lenta la escritura porque las teclas chocaban al golpear muy seguido en el papel y la única
manera de que no se atascaran era haciendo que el escribiente tardara un poquito más en teclear las letras
más relacionadas entre sí en el idioma inglés.

Por eso en cada hilera de letras no se encuentran apenas letras que puedan ir seguidas, sino que la
combinación para formar una palabra tiene que hacerse entre letras de filas distintas, obligando al
escribiente a levantar o bajar el dedo en el teclado, cosa que le hacía perder más tiempo.

Es una curiosidad histórica
.
REMINGTON STANDARD MODELO 2
Fabricada por:
Wyckoff Seamans & Benedict
en Ilion, New York, U.S.A.   en 1893
Texto en una plaquita metálica situada
en la parte de atrás de la máquina.

Gracias Leopoldo por mostrarnos tu estupenda máquina de escribir !